Wiki Lovecraft
Advertisement
Wiki Lovecraft

Supuesto mapa de Mu

El continente hundido de Mu es una ubicación recurrente de Los Mitos de Cthulhu. Aparece como entorno destacado en Más allá de los eones.

Etimología

Es posible que el nombre "Mu" venga de la letra griega Mi, equivalente a la M. También puede deberse a una traducción errónea de unos textos mayas del sacerdote Diego de Landa, tal como señalan algunos.

Origen

Mu fue un continente legendario semejante a la Atlántida o Lemuria. Lovecraft decidió adoptarlo para su literatura.

Historia según "Los Mitos"

Según algunas fuentes, Mu fue inicialmente un continente poblado por unas entidades poliposas, tal vez moradores de R'lyeh que se trasladaron a la superficie terrestre. Estos moradores primitivos de Mu serían expulsados por una raza de hombres serpiente, posiblemente seguidores del dios Yig, que llevarían al continente a su máximo explendor. Pero una invasión de hombres primitivos y una larga guerra acabó con la hegemonía de los ofidios en Mu.

En Mu se había implantado el culto de los tres hijos de Cthulhu e Idh-yaa, que coexistía con una minoritaria logia de adoradores de Shub-Niggurath. Ya en la época de la decadencia de Mu, el continente se había convertido en la sede de una única religión que veneraba en exclusivo a Ghatanothoa, hijo primogénito de Cthulhu. Ghatanothoa era un dios demoniaco que vivía en un volcán situado en el corazón de Mu, y que era capaz de petrificar con su horrible aspecto. Para evitar que saliera de su morada y lo destruyera todo, sellaron al monstruo bajo una inmensa losa, situada en el monte Yaddith-Gho y que únicamente levantaban para arrojar víctimas humanas que habrían de saciar su temible apetito. Debido a un ritual fallido del brujo Zanthu, Mu desapareció bajo las aguas en torno al año 161844 a.C., arrastrando consigo a Ghatanothoa y a la civilización que lo adoró. Pero la cumbre del volcán era tan alta que aun hoy a veces emerge sobre la superficie del mar, revelando en su interior la losa que oculta a su infame deidad.

A parte de dicho promontorio que aparece posteriormente, existen otros montes de Mu que, dado su tamaño, se mantuvieron a flote formando algunas islas como Hawai, Ponapé y Rapa-Nui (Isla de Pascua). 

Muchos dicen, además, que la capital hundida de R'lyeh también formaba parte de Mu.

Según la "Enciclopedia de los Mitos de Cthulhu"

Mu es un continente sumergido situado 1500 kilómetros al sur de la Isla de Pascua. Emergió del Océano Pacífico en la época de los Antiguos, y más tarde fue colonizado por las semillas estelares de Cthulhu, quien conservó el control de la región tras la guerra contra los Antiguos y hasta que se hundió bajo las aguas junto a R’lyeh.

Supuestamente, Mu fue el lugar donde aparecieron por vez primera los seres humanos, y desde aquí se extendieron al resto del mundo. En la época de Hiperbórea, Mu pagaba tributo al reino polar pero, al mismo tiempo, incluso el mago Eibon reconocía la potencia de los ensalmos de Mu. La civilización de Mu alcanzó su cenit hace unos doscientos mil años, cuando sus nueve reinos disfrutaron de su máximo esplendor.

Los dioses estaban más próximos a la gente de Mu que a los pueblos posteriores. Junto a la humanidad vivían otras especies más poderosas, que según unos eran los lloigor y, según otros, la Gran Raza en forma material. La mayor parte de la población de Mu consideraba a estas especies deidades, y las adoraba mediante su intermediario, el sacerdote divino K’tholo de Souchis. Aparte de estas deidades, los muvianos tenían mil dioses distintos, entre ellos Cthulhu, Iod, Shub-Niggurath, Byatis y Vorvadoss (que salvó al continente de la invasión de unos seres extradimensionales). Sin embargo, los dioses más populares eran los tres «hermanos»: Zoth-Ommog, Ghatanothoa e Ythogtha. La devoción de los muvianos a estas criaturas pudo suponer su caída. Con el tiempo, la secta de Ghatanothoa se hizo más poderosa. En el Año de la Luna Roja (173.118 a. C.), T’yog, sacerdote de Shub-Niggurath, partió a desafiar a Ghatanothoa introduciéndose en la prisión del dios, en el Monte Yaddith-Gho del reino de K’naa. T’yog no logró cumplir su misión, y el culto a Ghatanothoa obtuvo todavía más poder, hasta que amenazó con clausurar los templos de todos los demás dioses de Mu.

La causa de la destrucción de Mu sigue siendo un misterio. En "Secretos de Japón" se sugiere que explotaron unas bolsas de gas situadas bajo el continente, provocando así que se hundiera bajo el océano. Las novelas del autor Colin Wilson afirman que la especie que vivía junto a los humanos trató de alcanzar demasiado pronto el siguiente estado de su evolución espiritual. Este intento liberó fuerzas psicoquinéticas tan poderosas que sumergieron Mu, y estos seres se vieron obligados a caer en la inconsciencia para evitar que el mundo y ellos mismos fueran destruidos. Lo cierto es que, en las tablillas de Zanthu se relata cómo, en el Año de la Sombra Susurrante (161844 a. C.). Zanthu, sumo sacerdote de Ythogtha, trató de convocar a su dios para contrarrestar el poder de Ghatanothoa. Los Dioses Arquetípicos se percataron de esta ofensa y hundieron Mu antes de que Ythogtha pudiera quedar libre.

Los supervivientes de Mu huyeron a otras regiones situadas alrededor del Pacífico, donde la mayoría de ellos han permanecido hasta la actualidad. El sumo sacerdote K’tholo viajó de Mu hasta Sudamérica, y de allí al Yucatán, donde murió en una explosión volcánica. Zanthu logró llegar a la Meseta de Tsang, donde fue enterrado. En las ruinas de Ponapé y en la Isla de Pascua se pueden encontrar pruebas de la existencia de Mu, así como en los libros Unaussprechlichen Kulten, la Escrituras de Ponapé, las Tablillas de Zanthu y las obras de Harold Hadley Copeland.

Shinwa Taizen

Destrucción y evacuación de Mu (Secretos de Japón).png

Algunas ediciones del libro Shinwa Taizen aseguran que los ancestros de lo que es hoy en día la población japonesa provinieron del llamado "Imperio Dorado del Sol" en Mu. Cuando sólo quedaban islas, las poblaciones que permanecían se unieron, en inicio para protegerse de bandidos y piratas. En un punto, coexistieron con los hombres serpiente con un gobierno bicéfalo, con cada raza tomando características de la otra a nivel mágico y genético durante milenios. En el 25.000 a.C, la población hubo de ser evacuada tras el llamado "Gran Experimento". El fin era crear una especie superior al cruce entre humanos y hombres serpiente. El objetivo era hacerlo por etapas, usando los poderes de Ghatanothoa. En primer lugar, todos los ciudadanos participaron en un experimento mágico usando poderosos conjuros para mezclar material genético en ritos de sangre. A continuación, los sacerdotes más poderosos combinaron mágicamente la fuerza vital de varios sacerdotes imperiales. Las crías de este apareamiento mágico fueron híbridos de piel grisácea, débiles corporalmente pero con capacidades mentales altamente desarrolladas. Usando sus habilidades mágicas -muy superiores a las de sus razas progenitoras-, contactaron con Yig y se mofaron de él. Yig y el Mappo no Ryûjin encolerizaron ante la afrenta de la nueva raza, devastando Mu.

Los sumos sacerdotes que quedaban (como Amaterasu) abrieron portales dimensionales para teletrasportar a la población desde el continente de Mu hasta un grupo de islas, el actual archipiélago japonés. Estos supervivientes entraron en conflicto con los ainu, que a su vez provenían de Lemuria. Al perder sus artefactos, la religión cayó en chamanismo, lo que serían las raíces del sintoísmo. Como símbolo de esperanza, los nuevos habitantes, que crearon la cultura yayoi, tomaron el nombre de su antiguo imperio y nombraron el lugar como la "tierra del Sol Naciente".

Como consecuencia por abrir los portales, la realidad corpórea de las islas japonesas se desestabilizó. Incluso en la actualidad, el flujo en el Reino de la Tierra no se ha reestablecido. En parte, se debe a la presencia continua de los kami, atados a cada componente físico de la región, confiriendo así un componente espiritual a los objetos inanimados. Por otra parte, la inestabilidad existe por cómo poderosos chamanes erigieron torii en estos rensa (puntos de poder o nexos) sin darse cuenta de que la forma y composición de estos portales eran reliquias de tecnología muviana. Ahora, los torii erigidos se han transformado en portales pasivos. Por último, la detonación de las dos bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki dañaron la matriz espacio-temporal, causando cientos de abismos temporales y dimensionales entre la Tierra y Yomi (el reino de los espíritus hambrientos).

Asimismo, el texto afirma que muchos kami provienen de hechiceros de Mu que buscaron la inmortalidad para sus almas, e incluso dioses como Izanagi son restos de las hazañas de sacerdotes y hechiceros.

Legado

  • En el videojuego Megaman Star Force 2 aparece Mu como un continente por encima del suelo (finalizando el juego). No obstante, en la mayoría del juego está por debajo del mar.