Nyarlasign pequeño.png
"Sigo contemplando al Faraón Negro.
Y tiene un mensaje para usted.
¿Le gustaría escucharlo?"


Este artículo contiene SPOILERS.

No sigas adelante si prefieres descubir la historia por tu cuenta.

Una de las portadas de Las ratas en las paredes.

Las ratas en las paredes (en inglés The Rats in the Walls) es un relato de Howard Phillips Lovecraft.

Historia de la publicación

Este relato fue escrito entre agosto-septiembre de 1923, y publicado por primera vez en el número de marzo de 1924 de Weird Tales. Anteriormente había sido rechazado por la revista pulp Argosy, que lo encontró demasiado perturbador.

Estilo

Las ratas en las paredes es un gran deudor de La caída de la casa Usher, de Edgar Allan Poe, dando una especial repercusión al efecto psicológico que el correteo de las ratas provoca al protagonista. También trata temas genealógicos de una forma que puede recordar a La cadena ininterrumpida, de Irvin S. Cobb, aunque hay que tener presente que el asunto de la ascendencia es un tópico frecuente en los relatos de Lovecraft.

Es notable que realmente no llega a aparecer físicamente ningún monstruo. En vez de eso, el horror del relato procede de la atmósfera opresiva y la oscuridad, lograda por la inclusión de inscripciones en latín casi ilegibles y descontextualizadas, así como por la alusión a dioses de la tradición grecolatina, que evocan la existencia de cultos ancestrales e inefables. Es la sensación de desconocimiento lo que más marca más el relato y que refuerza el impacto de las revelaciones, que llevan a un evidente cuestionamiento moral y a una cierta idea de fatalidad, al heredar el protagonista los "pecados" de su estirpe, en una formula que no deja de evocar a la tragedia griega.

Sinopsis

Situada en 1923, Las ratas en las paredes es narrado por el descendiente de la familia De la Poer, que se ha trasladado de Massachusetts a su patrimonio ancestral en Inglaterra, el decrépito Exham Priory. Para consternación de los vecinos, este restaura el priorato, revelando claramente su ignorancia de la horrenda historia del lugar. Después de mudarse, el protagonista y sus gatos oyen con frecuencia ratas corriendo detrás de las paredes. Al investigar más (y como se revela en sueños recurrentes), se entera de que su familia mantuvo una ciudad subterránea durante siglos, donde criaron generaciones de "ganado humano" (algunos regresaron a un estado cuadrúpedo) para proveer su gusto por la carne humana. Enfurecido por las revelaciones del pasado de su familia y conducido por una crueldad hereditaria, el narrador ataca a uno de sus amigos en la oscuridad de la ciudad cavernosa y comienza a comérselo. Luego es atrapado y colocado en una institución mental. Al menos otro investigador, Thornton, también se ha vuelto loco en ese lugar. Poco después, Exham Priory es destruido. El narrador mantiene su inocencia, proclamando que eran "las ratas, las ratas en las paredes" quienes se comían al hombre; el sonido de las ratas corriendo por las paredes de su celda le acompañarán siempre.

Vinculación con los Mitos

Las ratas en las paredes está ligeramente conectado a los Mitos de Cthulhu; hacia el final, el narrador señala que las ratas parecen "decididas a que las siguiera hasta aquellas intrincadas cavernas del centro de la tierra donde Nyarlathotep, el enloquecido dios sin rostro, aúlla a ciegas en la más tenebrosa oscuridad a los acordes de dos necios y amorfos flautistas". En esta referencia a Nyarlathotep, la primera después de su introducción en el poema en prosa del mismo nombre, la entidad parece tener muchos de los atributos del dios Azathoth.

Antes de trasladarse a Exham Priory, Delapore vivían en Bolton, Massachusetts, una ciudad industrial donde el protagonista de Herbert West: Reanimador realiza algunos de sus experimentos. La ciudad también se menciona en El color que cayó del cielo. No se considera que sea el mismo Bolton (Massachusetts), del mundo real.

Escritores posteriores de los Mitos han sugerido que la Magna Mater ("Gran Madre") adorada por el culto de Exham era Shub-Niggurath.


Curiosidades

  • En la versión original el gato del protagonista se llama Niggerman, en alusión a uno de los gatos del propio Lovecraft.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.