Corona Mundi.jpg

Corona Mundi o el Techo del Mundo es el nombre dado a una inmensa ciudad sin un nombre especifico, ubicada en la Antártida. Es el escenario de la novela corta En las Montañas de la Locura.

Ubicación

Tal como se ha indicado, Corona Mundi se ubica en la Antártida, pasando unas montañas, aunque es difícil determinar su ubicación exacta.

Descripción

Corona Mundi fue descubierta por una expedición de la Universidad de Miskatonic. La expedición la formaban Pabodie (de la Facultad de Biología), Lake (de la Facultad de Biología) y Atwood (de la Facultad de Física), además del narrador, William Dyer profesor de la Facultad de Geología, y un grupo de dieciseis auxiliares, siete graduados de la Universidad y nueve mecánicos. De ella se dice que el efecto que causaba aquel monstruoso panorama era indescriptible, pues desde el primer momento pareció evidente una demoníaca violación de las leyes naturales conocidas. Allí, sobre una altiplanicie diabólicamente antigua, a veinte mil pies cumplidos de altura, y en medio de un clima mortífero desde una era anterior a la humanidad de por lo menos quinientos mil años de antigüedad, se extendía hasta donde alcanzaba la vista un conjunto ordenado de piedra que solamente la defensa instintiva y desesperada de la razón podía atribuir a otra cosa que no fuera una causa consciente y artificial. Habíamos ya desechado como ajena a la razón la teoría de que los cubos y los bastiones de las laderas tuvieran un origen no natural. ¿Cómo podía haber sido de otro modo, si el hombre apenas se diferenciaba del mono cuando aquella región sucumbió al actual reino perpetuo de la muerte glacial? (...) Aquí se extendía una megalópolis paleógena, en comparación con la cual, las fabulosas Atlantis y Lemuria, Commoriom y Uzuldarum, y la Olathos de la tierra de Lomar son cosas recientes de hoy, ni siquiera de ayer; era una megalópolis comparable a blasfemias prehumanas dichas susurrando, blasfemias tales como Valusia, R'lyeh, Ib en la tierra de Mnar, y la Ciudad sin Nombre de la Arabia Desierta.

A lo largo del relato, Dyer y uno de los auxiliares, llamado Danforth, se adentran en la ciudad y describen su apariencia y origen a través de historias talladas en las paredes de piedra de los lugares que recorren. Entre las descripciones dadas por el narrador se da a conocer que la ciudad es una de las más antiquísimas construcciones en donde los Antiguos se establecieron al llegar a la Tierra. Posteriormente, los Antiguos se trasladaron al interior de la tierra debido a los cambios climáticos, estableciéndose en el océano subterráneo.

Puede que esta ciudad haya sido mencionada anteriormente por Lovecraft en un fragmento del relato "Celefais", cuando el narrador cuenta el viaje de Kuranes "Una noche voló por encima de oscuras montañas donde brillaban débiles y solitarias fogatas de campamento, muy diseminadas, y había extrañas y velludas manadas de reses cuyos cabestros portaban tintineantes cencerros; y en la parte más inculta de esta región montañosa, tan remota que pocos hombres podían haberla visto, descubrió una especie de muralla o calzada empedrada, espantosamente antigua, que zigzagueaba a lo largo de cordilleras y valles, y demasiado gigantesca para haber sido construida por manos humanas."

Fauna y flora

Aunque apenas quedan seres vivos en la ciudad, hay reductos de razas como los Antiguos y los shoggoth.

Galería

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.